Facturación electrónica en Uruguay

Agara ya está online
5 agosto, 2015
Dynamia, en New York, USA, con Symmetric
22 agosto, 2016

DGI fijó el cronograma de ingreso obligatorio al régimen de comprobantes fiscales electrónicos (CFE o Facturación electrónica). Comienza por los contribuyentes que obtuvieran ingresos superiores a los 30 millones de UI en el ejercicio cerrado durante 2015, que deberán postularse hasta el 31/6/2016 para seguir en forma descendente hasta llegar a los contribuyentes con ingresos superiores a UI 305.000 que deberán presentar su solicitud hasta el 1/12/2019.

Beneficios
El decreto 324/011 ya había dispuesto beneficios fiscales para la implementación del sistema consistentes en una exoneración de IRAE de hasta el 70% de la inversión inicial y del IP por el monto invertido. Incluye la inversión en equipos para el procesamiento electrónico de datos y soportes lógicos destinados a integrar el activo fijo o intangible afectado exclusivamente al desarrollo e implementación del CFE realizados entre los doce meses anteriores y cuatro meses siguientes a la fecha de vigencia de la resolución de DGI que otorga al contribuyente la calidad de emisor electrónico. Se establecía como fecha tope las inversiones ejecutadas hasta el 31/12/15.

Ahora, el decreto 274/015 prorroga el beneficio para las inversiones ejecutadas hasta el 31/12/16. Para las postulaciones realizadas a partir del 1° de enero de 2016 mantiene las exoneraciones de IP e IRAE pero en el último caso reduciendo el monto del 70% al 50% de lo efectivamente invertido. Sigue rigiendo el tope del 60% del IRAE liquidado antes de esa deducción. El plazo para su utilización también se reduce de 10 a 5 años a partir de la primera inversión ejecutada.

Los bienes a considerar para el beneficio son las inversiones efectuadas en cada uno de los ejercicios fiscales una vez efectuada la presentación de la solicitud de exoneración a DGI. No son computables los bienes que se encuentren amparados en otros beneficios promocionales por los que se otorgue exoneración de IRAE.

La resolución de DGI 4126/015 incorpora un beneficio para las empresas que implementen el sistema de CFE mediante “software como servicio”, las que podrán tomar como parte de la inversión computable inicial hasta US$ 8.000 para los Grandes Contribuyentes y CEDE y de US$ 3.000 para las empresas NO CEDE.

Fuente: Observador